La ganadería intensiva es responsable del 37% de las emisiones de metano en el planeta.

Investigadores Australianos han descubierto que, añadiendo pequeñas cantidades del alga Asparagopsis taxiformis en el pienso de ovejas, las emisiones de metano se reducen hasta en un 80%.

Las emisiones de metano procedentes del ganado se producen a través de los eructos, flatulencias y purines. Se considera que el metano es hasta 36 veces más nocivo que el CO2 en lo que respecta a los efectos que tiene de cara al calentamiento global.

algas-alimentacion-ganado
Las algas marinas pueden mitigar las emisiones a la atmósfera del ganado

El alga Asparagopsis taxiformis contiene bromoformo, que reacciona con la vitamina B12 en los últimos pasos de la digestión e interrumpe la actividad de las enzimas que utilizan las bacterias digestivas para producir metano.

Pero, ¿de dónde saldrán tantas algas?

Los investigadores australianos han estimado que se necesitarían 260 Ha de cultivo de algas para poder crear suficiente aditivo para el 10% del ganado australiano. Puede parecer mucha superficie de cultivo, pero ésto puede ser positivo, ya que según la “U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration” (NOAA) las algas absorben dióxido de carbono y nutrientes del agua, además de aportar oxígeno, factores de vital importancia para mitigar la acidificación de los océanos.

Los cultivos de algas marinas actúan como barreras protectoras que mitigan la acidificación y contaminación a nivel local,  a la vez que crean un hábitat adecuado para muchas otras especies marinas.

NOAA se ha interesado en esta investigación australiana para una instalación experimental de cultivo de algas que poseen en Washington.

Esta instalación de cultivo fue creada para evaluar el potencial de las algas para mitigar la acidificación de los océanos y sus aplicaciones en campos como la alimentación, medicina, biocombustibles y fertilizantes.

Jonathan Davis, científico que trabaja en ese proyecto, se ha mostrado muy interesado por los resultados de esta investigación, asegurando que trabajarán para encontrar especies nativas que tengan características similares a Asparagopsis taxiformis.

Diferentes representantes de asociaciones ecologistas se muestran cautos sobre este tipo de noticias, principalmente porque todavía no se han explorado mucho los posibles efectos negativos que pueda conllevar el uso de algas secas en el ganado, también apuntan que la ganadería es una actividad con una elevada huella ecológica y que las emisiones de metano de las reses son solo una pequeña parte del impacto de esta actividad sobre el medioambiente.

FUENTE: http://www.takepart.com/article/2016/10/25/solution-planet-warming-cow-farts-seaweed. Por David Kirby.

Anuncios