EL CULTIVO DE ALGAS MARINAS

INTRODUCCIÓN AL CONSUMO MUNDIAL DE ALGAS MARINAS

El consumo de algas marinas como alimento a nivel mundial se concentra en China, Japón y Corea, donde se han recolectado diversas especies del medio natural de forma tradicional. Hay otros países europeos nórdicos con tradición de consumo donde el consumo está aumentando o se mantiene y en otros países como Francia y España se está promoviendo su consumo con bastante éxito. En los últimos 50 años el consumo ha aumentado en mayor proporción que la producción natural, por lo que en la actualidad la mayor parte de la demanda del mercado es cubierta por algas cultivadas. El volumen mundial estimado que se maneja anualmente para este uso es de 6.000.000 de Toneladas de algas marinas frescas.

Image

En cuanto al consumo de algas marinas para usos industriales, destaca la producción de aditivos alimentarios como el alginato, el agar y la carragenina. Se estima que al año se destinan en torno a 1.000.000 de Toneladas de algas frescas para este uso. La producción de agar y carragenina se cubre casi en su totalidad con algas cultivadas, en cambio para la producción de alginato aun se emplean extractos de algas pardas recolectadas del medio natural, debido al elevado coste que supone su cultivo.

Image

En cuanto a los otros usos de las algas marinas, se han empleado de forma tradicional como fertilizante en zonas costeras pero con la aparición de los abonos químicos el uso de algas frescas ha disminuído. Recientemente se están empleando métodos de transformación para convertirlas en aditivos para piensos o incorporarlas como fertilizante, pero representan de momento una parte residual del uso de las algas.

EL CULTIVO DE ALGAS MARINAS EN EL MUNDO

A nivel mundial las algas más cultivadas en el mundo son destinadas al consumo humano directo: Porphyra (nori), Laminaria (kombu) y Undiaria (wakame). En volumen destacan las especies de Laminaria, con una producción (en peso seco) estimada a nivel mundial de 1.000.000 de Toneladas frente a las 90.000 toneladas de Porphyra o las 33.000 Toneladas de Undiaria.

El cultivo de algas para la producción de agar se concentra en las especies de Gracilaria, aunque también se extraen algas silvestres de esta especie para este uso. España se encuentra entre los principales productores de agar y, aunque también se recolectan, la mayor parte de las algas empleadas son importadas de países como Chile, Indonesia y China, donde se ha desarrollado su cultivo intensivo.

En cuanto a la producción de carragenina principalmente se cultivan especies de algas de aguas cálidas como Kappaphycus alvarezii y Eucheuma denticulatum en países como Filipinas, Indonesia y Tanzania (85%). Pero también se producen especies de Gigartina, en Chile, Marruecos y México (10%) y de Chondrus en Canadá, España y Francia (5%).

Fuente: FAO – Perspectivas para la producción de algas marinas en los países en desarrollo, 2002  (Documento)

Anuncios